Casualidades de la vida.

Esta historia que quiero contar, me sucedió en la Cerdaña una zona del Pirineo. En la Cerdañna tenemos una casa con un jardín muy grande y unas vistas preciosas. Como siempre ha sido costumbre durante la temporada de esquí, subimos siempre a esquiar y a disfrutar de la naturaleza. Por aquel entonces, yo debía tener unos 5 años aproximadamente, estaba disfrutando jugando con un palo, corriendo jardín arriba, jardín abajo. Al cabo de un rato mi hermano mayor y un amigo suyo salieron al jardín. Mi hermano, cogiió el bastón y como es costumbre entre hermanos empezó a molestarme; yo, sin pensármelo dos veces, cogí otro palo y deci´di empuñarlo […]