Partorire in casa con i propri cari, con i propri tempi.

Sono venuta a conoscenza della possibilità di poter avere un parto felice grazie a Manuela … la mia amica che si stupiva dei nostri racconti sui parti avvenuti in ospedale. Io la guardavo ed ero conquistata dalla descrizione del suo parto avvenuto in casa, appunto. Non capivo come potessero essere delle esperienze così diverse… in fondo sempre di parto si parlava, ma ricordo che ne rimasi assolutamente affascinata. D’altronde il mio parto con Gabriele, in ospedale, non era andato male, anzi. Ne ho comunque un buon ricordo: le ostetriche così come i dottori, la velocità della fase espulsiva, ho pure ricevuto i complimenti dallo staff medico che diceva che non […]

Una manera de conocer a « Papá Noel »

Cada año, pasamos las navidades en Puigcerdà. Nos reunimos toda la familia en la casa de mis abuelos y, el 25 de diciembre, recibimos la visita de « Papá Noel » y sus regalos que trae consigo para nosotros. Hace ocho años, estábamos todos los primos el 25 de diciembre reunidos en la sala de juegos esperando a que Papa Noel dejase los regalos mientras que nuestros padres y tíos estaban acabando de comer. Mi primo y yo, los mayores, decidimos salir para dar una vuelta en bicicleta por la urbanización. Al salir, vimos que en el parking había movimiento. Nos acercamos y vimos a mi tío disfrazándose de Papa Noel y […]

La caída

Cuando era pequeña, un día en el recreo del colegio mientras cursaba P4 en la escuela infantil estuve jugando con amigas. En el patio había una zona con un tobogán y otras cosas que entre ellas estaban unas barras de las cuales teníamos prohibido colgarnos, pero que aún así nos divertíamos a colgarnos y a pasar de unas a otras. Aquel día, decidí enseñarle a una amiga como me colgaba, pero al pasar de la penúltima barra a la última, me caí. Me hice mucho daño en la muñeca pero no me podía quejar ya que no nos podíamos colgar de aquellas barras con lo cual decidí sentarme en un […]

Yemma

C’était la première fois que j’accompagnais mon père au bain maure . Un long couloir couvert de grandes dalles menait vers une grande salle à l’aspect mauresque. Sous des arceaux on avait étendu des matelas …J’appréciais beaucoup l’intimité du lieu …Une grande porte en bois permettait d’accéder à la salle d’eau .C’était une grande pièce au toit en voûte avec deux grandes cuves souterraines d’où l’on puisait l’eau chaude et l’eau froide .Mon père ,propriétaire des lieux, était pris en charge par les deux masseurs du bain .L’un s’occupa de lui faire un vigoureux massage tandis que l’autre ramenait de l’eau dans de grands seaux .Tayeb se chargea de moi […]